4 mitos sobre ejercicios de baja exigencia física

 

  1. mitos sobre ejerciciosSolamente se puede perder peso con ejercicios exigentes físicamente.

Las dos modalidades, tanto el ejercicio de baja exigencia como el de exigencia elevada son beneficiosos para la salud, como ya se detalla en un artículo anterior. La única diferencia es que con los de bajo impacto, el pie golpea mucho menos contra el suelo. La natación por ejemplo, es considerado un ejercicio de baja exigencia física, sin embargo, cualquiera que haya realizado dicha actividad sabe del cansancio que viene tras terminar de nadar. Muchos médicos y fisioterapeutas recomiendan la práctica de deportes acuáticos en lesiones de deportistas, esto es debido a que, como ya se ha mencionado, tiene mucho menor impacto en las rodillas y tobillos, pero no por ello deja de ser un ejercicio válido para mantenerse en forma.

  1. Ejercicios de bajo impacto son equivalentes a baja intensidad.

Una cosa no tiene que ver con la otra necesariamente. Si se habla de intensidad, quiere decirse el esfuerzo que realiza el corazón para llevar la sangre a todo el cuerpo, esto es, el ritmo de pulsaciones por minuto. Una actividad de alta intensidad, es aquella en la que el ritmo de pulsaciones por minuto se eleva hasta más de un 75% sobre el máximo de pulsaciones en reposo. Actividades que tienen mucha intensidad provocan un aumento en el metabolismo, así como la quema de calorías y el estado de forma en menor tiempo. Sin embargo, realizando ejercicios de bajo impacto también se puede llegar a tener alta intensidad, recordemos el ejemplo anterior de la natación. Pongan a nadar a un corredor de maratón durante 4 largos y pregúntenle si nota la intensidad.

  1. Los ejercicios de bajo impacto son solo para principiantes.

Esto es solo parcialmente cierto; son recomendables para principiantes, pero también para experimentados, personas mayores, embarazadas, gente con sobrepeso o si han tenido una lesión anteriormente o padecen artritis. Además, la repetición continuada de ejercicios de alto impacto puede llevar a lesiones, por lo que es recomendable intercalar ejercicios de bajo impacto para descansar las articulaciones, pero sin dejar de ponerse en forma.

  1. Si no hay dolor, no es efectivo.

Pilates y yoga son dos actividades que no requieren de una gran intensidad para realizarlos. Además, con ellas se mejora el abdomen, facilitando así el levantamiento de pesas durante el entrenamiento de fuerza. Tienen otros beneficios como son; mejora de la postura y balance, mejora de la presión sanguínea y descenso de los niveles de colesterol, además de ayudar con el insomnio.

Por tanto, los ejercicios de bajo impacto son una gran ayuda para mejorar la salud e todo tipo de personas.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: