6 Hierbas curativas para el dolor articular

 

  1. hiervas curativasBoswellia

Esta hierba es una de las más efectivas para los tratamientos de dolor articular e inflamaciones, gracias a sus componentes llamados ácidos boswellicos, que son unos potentes anti-inflamatorios.

  1. Aswagandha

La aswagandha es un tipo de hierba curativa que posee muchas cualidades, entre ellas es efectiva contra el estrés, la ansiedad y la fatiga. Además, reactiva el sistema inmunológico, que con sus propiedades antiinflamatorias ayudará a aliviar los dolores en sus articulaciones y rebajar la inflamación. Se puede administrar vía cutánea en forma de aceite, y no supone ningún daño para su cuerpo, por lo que puede usarlo cuantas veces necesite.

  1. Bromelina

Otra hierba muy efectiva contra los dolores articulares es la bromelina, una enzima que se encuentra en la planta que da las piñas. Lo que se consigue es estimular la producción de un antiinflamatorio natural llamado prostaglandina E1, que rebaja la inflamación aliviando los dolores.

  1. Cúrcuma

Ha estado presente en las civilizaciones desde hace siglos, conocida de sobra por sus propiedades curativas. Gracias a sus compuestos llamados curcuminoides, que incluyen, entre otros, a la curcumina que ayudan en el proceso curativo, reducen la inflamación y dolores asociados con el dolor articular.

  1. Aceite de ricino

Se obtiene de la planta Ricinus Communis, de ahí su nombre. Contiene ácido ricinoleico, el cual es un potente antiinflamatorio, que además sirve para lubricar las articulaciones afectadas por artritis, esto lo consigue gracias a que, al absorberse y entrar en el riego sanguíneo, incrementa la circulación de la sangre y alivia las contracturas y el dolor asociados a las agujetas y a la rigidez de los músculos cansados y articulaciones.

  1. Jengibre

Otra hierba excelente por sus propiedades antiinflamatorias, que alivian el dolor articular y la inflamación en las articulaciones estimulando la circulación de la sangre. Contiene unos componentes llamados jingeroles, los cuales previenen el proceso inflamatorio. Un estudio apoya esta teoría, por lo que, un masaje con aceite de jengibre, aplicado directamente en la zona donde se origina el dolor articular, aliviará la inflamación y disminuirá por tanto, el dolor asociado a esta.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: