9 Causas del insomnio

 

El insomnio es un trastorno del sueño, que provoca en quien lo padece una interrupción e imposibilidad de conciliar el sueño una vez despiertos. Como todo trastorno, tiene su origen en el cerebro, y unas causas, que a continuación detallamos:

  1. Estrés. Preocupaciones acerca del trabajo, vida familiar o salud pueden resultan en que su mente sigua activa durante el periodo nocturno, haciendo más difícil que pueda descansar, derivándose en un estado de insomnio.
  2. Relacionada con el estrés y con otras enfermedades más graves, la ansiedad puede interrumpir sus patrones de sueño, al dificultar el quedarse dormido.
  3. Depresión. El insomnio es una causa de otras enfermedades mentales, un síntoma que deja entrever problemas mayores. En caso de la depresión, la calidad del sueño se altera, padeciendo el paciente etapas en las que duerme demasiado, o por el contrario otras en las que apenas puede dormir de forma continuada.
  4. Condiciones médicas. Muchas veces el dolor crónico, la dificultad para respirar u otras condiciones relacionadas como problemas cardiovasculares, cáncer, artritis o Alzheimer entre otras muchas pueden conllevar al insomnio.
  5. Cambio de ambiente o lugar de trabajo. Dichos cambios pueden suponer cambios en el reloj biológico interno, conocido como el ritmo circadiano, que controla los patrones del sueño, temperatura corporal y metabolismo; su alteración puede dificultar la capacidad para dormir, llegando incluso a padecer insomnio.
  6. Hábitos malos al dormir. Estos incluyen usar su cama para otras cosas distintas de dormir o tener sexo, no dormir siempre a las mismas horas, de esta forma, no se asocia un estado de calma y relajación cuando uno se acuesta, por lo que, el cerebro tiende a estar en tensión.
  7. Muchos medicamentos provocan problemas de sueño, como por ejemplo, los corticoides, antidepresivos e incluso otros medicamentos sin receta médica que contengan cafeína u otros estimulantes.
  8. Cafeína, nicotina y alcohol. La nicotina y la cafeína son estimulantes que previenen la entrada del sueño, y por tanto dificultan el dormir bien. El alcohol si bien es cierto que puede inducir al sueño, hace que sea más difícil dormirse profundamente, teniendo como consecuencia el despertarse el medio de la noche. El consumo habitual de estas 3 substancias puede llevar a contraer insomnio.
  9. Comer demasiado antes de dormir. Picar un poco antes de acostarse no trae problemas, pero si se come mucho, el estómago se pone a trabajar, provocando acidez estomacal y reflujos, que harán mucho más complicado conciliar el sueño.

Leave a Comment: