acne inflamatorio severo

El acne inflamatorio es el más común y también el que más quebraderos de cabeza da por la sencilla razón de que se nota más que el no inflamatorio.

En la piel, el acné puede provocar hasta tres tipos de lesiones:

 

  • Pápulas 

 

Las pápulas son pequeños chichones que aparecen en la piel y tienen una textura dura. Aparecen típicamente en la cara, aunque también es usual encontrarlas en las manos.

Se producen cuando la barrera que rodea al folículo capilar se rompe y se desmorona. La inflamación es el resultado de las células blancas ocupando esa hendidura.

Las pápulas más típicas son las verrugas cuando se dan al nivel de la epidermis, aunque también existen otros tipos como las pápulas de sífilis secundaria que se dan ya en las capas más profundas de la dermis o las foliculares, cuando llegan ya a lo que es el folículo liposo.

Hay que tener mucho cuidado, sobre todo con las verrugas, pues son muy infecciosas y si se abre una verruga y se sangra, corre el riesgo de extenderse a otras partes y que crezcan nuevas verrugas.

 

  • Pústulas 

 

Estas son los llamados granos o espinillas, que suelen ser los característicos del acné común. EL exceso de sebo en los poros hace que estos se inflamen y por tanto aparezcan esos molestos granos que pueden tener en su punto más alto un punto pequeño color negro o blanco, en función de si es solo sebo o contiene a mayores suciedad acumulada.

 

  • Máculas 

 

Las máculas son lesiones cutáneas que, sin embargo, no se elevan por encima del nivel de ésta como las anteriores. Son, tomando literalmente el significado de la palabra latina utilizada, manchas que surgen como resultado de alteraciones en la pigmentación, por una mala circulación de la sangre que llega al tejido.

Para que os hagáis una idea, esta mancha es la misma que la portada por el político ruso Mijaíl Gorbachov.

Leave a Comment: