10 Alimentos contra el resfriado

Qué es un resfriado

Remedios naturales para prevenir los resfriados

El virus de la gripe sufre mutaciones constantemente, lo que hace imposible una cura eficaz, tan solo pueden prevenirse sus síntomas y, en todo caso, preparar al sistema inmunitario para que la convalecencia tenga el menor tiempo posible. Para ello, les mostramos los siguientes alimentos, que son una gran ayuda para luchar contra el resfriado

10 alimentos naturales para protegernos del resfriado

1.Pescado azul.

El pescado azul es rico en ácidos omega 3, que ayudan a reducir inflamaciones dañinas en el cuerpo. Son estas inflamaciones las que previenen al sistema inmunitario funcionar correctamente, lo que se traduce en ser más propenso a contraer resfriados u otras enfermedades más severas. Ejemplos de pescado azul: salmón, atún y verdel, entre otros.

Un estudio de la American Society of Biology demuestra cómo, gracias al zinc, se reduce el tiempo de curación de pacientes con gripe. Dicho mineral, tiene una gran concentración en las ostras. Con ellas, además se consiguen disminuir los efectos secundarios de tomar suplementos de zinc, tales como dolores de cabeza y nauseas. De todos modos, es recomendable cocinarlas antes de comerlas, ya que, el pescado crudo mal conservado puede ser un gran nido de bacterias.
Alimentos para resfriado

2. Ajos

Los ajos son un antiséptico y antioxidante natural, y como tal, ayudan a combatir el resfriado, acortando su duración, tal y como demostraron en un estudio llevado a cabo en el 2014; durante 3 meses 146 participantes se dividieron en dos grupos, uno solo tomaba placebos mientras el otro tomaba ajos en forma de tableta. La conclusión del estudio determina que el grupo que consumía ajo era menos proclive a sufrir resfriados, concretamente, los pacientes que solo tomaban placebos registraron más del triple de resfriados que los del otro grupo.

 

3. Semillas de anís.

Además de tener un sabor dulce y ayudar en la descongestión de las vías respiratorias, las semillas de anís tienen propiedades antibacterianas, que ayudan a luchar contra los virus.

Para una mayor eficacia contra el resfriado, se recomienda tomarlas en forma de té caliente, junto a una cucharada de miel ó azúcar. Se puede tomar hasta 3 veces en un día, y los resultados no tardan en llegar.

 

4. Cítricos.

Gracias al aporte de vitamina C de los cítricos, la duración del resfriado se puede reducir hasta en un día. Ejemplos de cítricos son; limones, naranjas, pomelos, etc.

El hinojo tiene propiedades parecidas a las semillas de anís; como expectorante natural, sirve de ayuda a despejar las vías respiratorias y disminuir los tosidos fuertes.

Se puede tomar de muchas formas, pero la mejor es diluido en agua caliente, en forma de té, con un poco de miel.

Se han visto muchos alimentos esenciales para combatir el resfriado, quedan muchos más, el en la segunda parte de este artículo.

 

 

 

Alimentos para resfriados
Continuamos donde lo dejamos en la primera parte de alimentos contra el resfriado:

5. Aceite de higado de bacalao

Muchas madres se lo dan a sus hijos antes de acostarse, o para que sus huesos crezcan fuertes y sanos. No es para menos, y es que, gracias a su gran aporte de vitamina D mejora el sistema inmunitario, protegiéndonos de enfermedades. Un estudio realizado en 2009 por el Hospital General de Massachusetts encontró que bajos niveles de vitamina D en los pacientes estaban íntimamente relacionados con el aumento de riesgo de padecer infecciones respiratorias.

6. Setas y champiñones

No son muy famosas en cuanto a curar resfriados, pero poseen antioxidantes, vitamina B y fibras que ayudan al sistema inmunitario a hacer frente a las amenazas de virus y bacterias. Existen muchas variedades de setas, por suerte, cualquiera de ellas tiene las mismas propiedades descritas, bien sean champiñones, shiitakes, portobellos, etc.

 

7. Verduras de hojas verdes.

Cuanto más verdes, más nutrientes contienen, y por tanto, más aportan al sistema inmunológico. Si además son amargas, podrían aliviar la congestión nasal y en el pecho, además de la tos, o al menos eso se observa en este estudio publicado en ABCNews, en el que se concluye que, los sujetos que consumían más verduras de hojas verdes, poseían más glóbulos blancos en sus intestinos que los demás. Los glóbulos blancos o anticuerpos ayudan al cuerpo a luchar contra las infecciones. Ejemplos de verduras de hojas verdes: Arúgula, rúcula, remolacha, col rizada, etc.

8. Chocolate negro.

Aquí hay que diferenciar entre el chocolate puro y el que viene con leche. Normalmente el chocolate que se cultiva y se seca para su posterior preparación, es amargo. Cuanto más amargo, más puro. Las tabletas que se compran normalmente contienen cacao en menor proporción, obviamente éstas son más baratas que el chocolate negro.

Dicho precio está ligado a la dificultad de su cultivo, pero se compensa con sus grandes aportes para el sistema inmunitario, ya que contiene zinc y grandes cantidades de antioxidantes.

Con un cuarto de onza por día es suficiente, y su salud lo notará.

 

9. Zanahorias y patatas dulces.

Las verduras de color naranja contienen grandes cantidades de beta-carotenos, que nuestro cuerpo convierte en vitamina A una vez consumimos los alimentos. La vitamina A refuerza el sistema inmunológico, ya que mejora las membranas de mucosa en la nariz y garganta, protegiéndonos de agentes externos.

 

10. Semillas de girasol (pipas).

Contienen vitamina E, un antioxidante que sirve para mejorar las barreras protectoras de las células. Si puede escoger, mejor las semillas tostadas al calor en vez de las que han sido tostadas en aceite.

Además, según un estudio llevado a cabo en 2003 en Escocia, se demuestra que grandes aportes de vitamina A y E resultan en una menor cantidad de flemas e incrementan la capacidad pulmonar.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: