Arritmia cardiaca en niños 

La arritmia caridiaca niños es algo muy preocupante y triste

Cuando se habla de arritmia cardiaca, se refiere a una frecuencia anormal en los latidos del corazón, estos latidos pueden ser, bien lentos, rápidos o incluso puede saltarse un latido o latir dos veces a la vez.

Normalmente, cuando el corazón funciona como debería, las cuatro cavidades que lo conforman (dos ventrículas y aurículas a cada lado) están sincronizadas para latir al unísono e impulsar la sangre por todo el cuerpo.

Cuando ocurre la arritmia, esos impulsos eléctricos se desincronizan, por lo que los músculos del corazón no trabajan a la vez, con lo que el oxígeno que llega a otras partes del cuerpo se ve disminuido.

Pasemos a ver algunos de los síntomas para poder identificar la arritmia en los niños:

  • Baja presión sanguínea, y con ello viene la debilidad, la fatiga, los mareos y los desmayos.
  • Como la sangre no es capaz de absorber toda la comida, al niño le costará mucho más comer.
  • Aunque no siempre está relacionado, en ocasiones pueden darse palpitaciones que conlleven a arritmias. Una palpitación no es más que un latido acelerado del corazón.

En cualquier caso, lo más recomendable es llevar al niño a su médico especialista para que le realice las pruebas pertinentes (probablemente un electrocardiograma o una prueba de esfuerzo).

¿Por qué se produce la arritmia?

Para entender lo anterior, lo primero es saber cómo late el corazón, qué es lo que le impulsa. Pues como todo en el campo de la biología, tiene un nombre; se trata del nódulo sinusal, una parte especializada del corazón cuya misión es precisamente la de generar impulsos eléctricos que ponen en funcionamiento a todos los músculos de este órgano.

Cuando este nódulo sinusal se “estropea”, comienzan a ocurrir las frecuencias de latidos anormales que derivan en arritmias.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: