Beneficios del yoga prenatal

Hacer yoga es una práctica recomendada sea cual sea el momento de su vida en el que se encuentre; combinado con paseos frecuentes (ejercicio cardiovascular) le ayudará a mantenerse en forma durante su embarazo. El yoga le permitirá mejorar su agilidad, al mismo tiempo que tonifica sus músculos y  mejora su equilibrio y circulación sin sobrecargar sus articulaciones.

El yoga también es beneficioso gracias a su técnica de respiración, ya que enseña a respirar correctamente, para mantenerse en calma, algo esencial cuando llegue el momento del parto y las contracciones.

Además de lo mencionado, la práctica del yoga ayuda a lidiar con el estrés,  reduciendo el ritmo cardíaco y la presión arterial, algo importante incluso después del parto, cuando vengan esos momentos en los que parece que el cielo les cae encima.

Se han mencionado los beneficios físicos, aunque también posee otro tipo de ventajas, como un bienestar emocional, al pertenecer a una comunidad (si se apunta a un curso de yoga) con otras mujeres embarazadas, que comprenderán sus inquietudes y le ayudarán a solventar las dudas que pueda tener; esto lo que conlleva es a fomentar un ambiente positivo, que le motivará para seguir realizando ejercicio.

Lo ideal es encontrar un curso específico, o hacerle saber al monitor que está embarazada, para que pueda darle ejercicios adecuados. De todas formas, si se encuentra en las primeras semanas no tendrá muchas restricciones, eso sí, acuérdese de hidratarse bien antes y después de cada ejercicio. Si siente dolor mientras realiza alguna postura, avise a su instructor para que le de alguna otra alternativa.

 

[yasr_visitor_votes size=”medium”]12

 

Leave a Comment: