Causas de la sordera súbita

Se trata de una pérdida substancia de la capacidad auditiva

Normalmente se le da menos importancia a los oídos y garganta que a la vista por ejemplo; nada más que empezamos a ver menos acudimos rápidamente a un oculista para que nos revise la visión.

Pues esto desgraciadamente no ocurre con el oído, asociándose la pérdida de audición a un taponamiento de cera u otras causas comunes relacionadas con alergias, sin embargo, una rápida intervención es crucial para preservar la audición y que no se convierta en permanente.

¿Cómo saber si se padece de sordera súbita?

Además de observar que no se oye con la misma capacidad que antes, tenemos que cambiar de oreja para hablar por el teléfono móvil, por ejemplo, o notamos como la gente de pronto habla mucho más bajo de lo habitual, casi como en susurros.

Esto se puede saber con certeza mediante una audiometría realizada por un otorrino, cuyos resultados se saben en el mismo día.

Causas

Ahora que estamos seguros de que tenemos la enfermedad, pasemos a observar las causas:

  1. Enfermedades contagiosas o víricas, que puedan llegar hasta el oído.
  2. Como resultado de un trauma puede verse daña la parte que corresponde al oído.
  3. Enfermedades del sistema inmunitario, como el síndrome de Cougan, que altera la visión y el oído disminuyendo sus capacidades.
  4. Mala circulación sanguínea que deteriora a las células sensoriales que rodean el oído interno y que, con el paso del tiempo, provocan la pérdida de audición.
  5. Un tumor que se encuentre en los nervios que conectan al cerebro con el oído.
  6. Enfermedades neurológicas y desordénes de igual índole, como por ejemplo, la esclerosis múltiple.
  7. Enfermedades que conlleven un desorden del oído interno, como la enfermedad de Meinere.
[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: