Causas de los escalofrios constantes sin fiebre

escalofrios constantesLos escalofríos son una respuesta natural ante los cambios en la temperatura exterior

Aunque en un principio sean una respuesta biológica, también pueden producirse por causas diversas que analizaremos en este artículo:

Medicamentos con receta.

En ocasiones los escalofrios pueden presentarse como consecuencia de una dosis incorrecta de alguna medicación, acompañados de espasmos musculares, vómitos, mareos, insomnio, reacciones alérgicas, falta de aliento y problemas cardiacos.

Consulte con su médico informándole de dichos síntomas para que busque otro tratamiento.

Infección de la vejiga o cistitis.

Es una infección normal entre las mujeres, dándose en el 20% de los casos al menos una vez en la vida. En hombres también puede ocurrir aunque es mucho más raro.

Los escalofríos en este caso no son un síntoma directo de una infección, sino que vienen acompañados de una sensación de quemazón al orinar, un olor intenso de dicha orina, así como incrementos de la necesidad de ir al baño para vaciar la vejiga.

Anemia.

Con los niveles bajos de hemoglobina, una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos, pueden ocasionarse escalofríos sin fiebre. Si a esto se le añade palidez, fatiga, mareos, dificultad para respirar y dolor en el pecho estamos ante un claro caso de anemia.

Malnutrición.

La malnutrición se debe a que el cuerpo no recibe nutrientes suficientes, de tal forma que aparecen síntomas como escalofríos sin fiebre, acompañados usualmente de fatiga, mareos y pérdida de peso. Para tratar los casos de malnutrición, lo ideal es ir a un especialista en alimentación o a su médico para que le diga de cuales nutrientes tiene escasez su cuerpo.

Hipertiroidismo.

La glándula de la tiroides es la encargada de controlar el metabolismo en nuestro cuerpo. El hipertiroidismo ocurre cuando no se segrega suficiente cantidad de dicha hormona, produciéndose los escalofríos, pero sin ser seguidos por episodios febriles.

Para asegurarse de que su caso es de hipertiroidismo, su médico probablemente le examinará para ver si tiene síntomas de depresión, estreñimiento, fatiga, dolor en articulaciones, tez pálida, uñas que se rompen con facilidad así como caída de cabello, además de aumento de peso.

A medida que los síntomas empeoren, aparecerán nuevas condiciones como hinchazón en rostro, manos y pies, dificultad para hablar, disminución de los sentidos y engrosamiento de la piel.

Hipoglucemia.

Es causada por unos niveles anormalmente bajos de glucosa, siendo un claro indicativo de que esa persona padece diabetes. Los síntomas que se presentan con la hipoglucemia son los escalofríos, confusión, visión doble y/o borrosa, palpitaciones, ansiedad, sudoración excesiva, hambre y una sensación de cosquilleo alrededor de la boca.

Mordedura de araña.

Normalmente sus mordeduras son inocuas, causando solamente la aparición de pequeños granos en la piel. Sin embargo, si la mordedura es producida por una especie tal como la viuda negra o la araña reclusa, los picores vienen acompañados de escalofrios constantes, vómitos, dolor de cabeza, náuseas, dolor abdominal, urticaria y rigidez de las articulaciones.

En el caso de la viuda negra, suele dejar una marca de dos colmillos en la zona afectada, además de que ésta tiene un color rojizo.

La marrón o araña reclusa, provoca que la zona se tiña de color purpura, rodeada por un anillo rojizo.

El tratamiento de dichas mordeduras se ofrece en las farmacias, pero si los síntomas empeoran como resultado de una reacción alérgica, debe acudir a un médico sin dudarlo.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]
0/5 (0 Reviews)

Leave a Comment:

1 comment
Danny says octubre 6, 2018

Infecciones

Reply
Add Your Reply