Cómo curar la gastritis

¿Qué es la gastritis?

Dicha inflamación puede presentarse de forma puntual y repentina (gastritis aguda) o por el contrario puede perdurar en el tiempo e ir incrementando su intensidad.

Antes de nada, debe confirmar con su médico que lo que padece es gastritis, si tiene alguno de los siguientes síntomas, es probable que así sea:

4 Síntomas para saber si sufres gastritis

  • Nauseas (normalmente acompañadas de vómitos, aunque pueden no darse al mismo tiempo).
  • Dolor abdominal.
  • Sensación de ardor en el estómago.
  • Heces sanguinolentas (de color oscuro, negro).

Aun así, puede que su médico se vea obligado a realizar una endoscopia o una biopsia para asegurarse de que padece gastritis.

¿Cuál es la causa de la gastritis?

Al principio, se asociaba a la gastritis con el estrés, el excesivo consumo de tabaco o alcohol e incluso una mala dieta. Sin embargo, esos factores no hacen otra cosa que agravar más los síntomas, sin ser la causa real del problema. En los años 80, médicos australianos encontraron una relación entre un tipo determinado de bacteria, en concreto, la Heliobacter Piroli y la gran mayoría de las úlceras duodenales y gástricas. Esta afirmación parece ser cierta, tal y como se demuestra en este estudio, cuyos sujetos fueron examinados mediante biopsias con 18 años de diferencia entre ellas. Se descubrió que una abrumadora mayoría (el 94% para ser exactos) contenían la Heliobacter Piroli y presentaban síntomas de gastritis.

Tratamientos de la gastritis

Normalmente se suelen dar antiácidos o protectores estomacales si dicha bacteria no se encuentra presente (en este caso es posible que se trate simplemente de reflujo estomacal).

En caso de detectar a la Heliobacter Pyroli se procede con antibióticos, tales como amoxicilina. El problema es que en diversas cepas puede desarrollarse una resistencia a éstos, prolongándose el tratamiento hasta los 14 días, con el peligro que ello supone para la flora intestinal.

Si está interesado en tratamientos naturales para la gastritis, quizá le interese una infusión de azucenas. Con 2 veces al día comenzará a notar sus beneficios. Otras infusiones más conocidas como la manzanilla o hierbabuena son también muy beneficiosas para el estómago y favorecen la digestión. El jengibre es otra combinación poderosa para curar la gastritis, gracias a los gingeroles que frenan la inflamación.

Otra menos conocida quizá sea una planta llamada orozuz, una planta de sabor dulce que contiene propiedades antiinflamatorias, muy útiles en el tratamiento de la gastritis. Puede prepararse en forma de té, con ¼ de litro de agua hervida con 2 raíces finas.

Leave a Comment: