Como dormir bien durante el embarazo

 

dormir bien en el embarazoEl embarazo a veces trae consigo una alteración en el sueño, incluyendo nauseas, calambres en las piernas, ronquidos e incluso pirosis (que no es otra cosa que acidez estomacal). Si a esto se le añaden malos hábitos contraídos antes del embarazo, la situación podría empeorarse todavía más. Para evitarlo, le presentamos unos consejos para que aprenda como dormir correctamente:

 

  1. Vigile lo que come y cuándo lo come.

 

  1. Reduzca el consumo de cafeína. Modere las bebidas que contengan cafeína/teína durante el día y restringa su consumo durante la tarde/noche.
  2. No beba tanto líquido durante la tarde/noche. Esto le supondrá menos visitas al baño después de acostarse.
  3. Comidas pesadas y/o picantes de cena, nunca. Pueden causar malestar en el estómago, reflujos intestinales y ardor, que causarán interrupciones continuadas del sueño. Opte en su lugar por comidas ligeras, y dese al menos 3 horas para digerirlas antes de acostarse.
  4. Picoteos antes de dormir. Si sufre nauseas matutinas, para no irse a la cama con el estómago completamente vacío, es buena idea tomar algo blando, como galletas saladas o cualquier otro aperitivo blando y no picante.

 

  1. Aprenda a relajarse.

 

  1. Si puede, tómese un rato para echar una siesta de entre media hora y una hora. Así estará más alerta, quitando los síntomas de fatiga. Recuerde no dormir más del tiempo mencionado al día, ya que podría interrumpir su patrón de sueño.
  2. No haga ejercicio a horas intempestivas. Es decir, antes de acostarse, no es una buena idea, ya que podría despejarle y quitarle el sueño.
  3. Practique técnicas de relajación (explicadas en este otro artículo) como respiración profunda o relajación muscular progresiva.
  4. Apúntese a un curso. En él le explicarán todo acerca del parto, cuidado del bebe o cómo amamantarlo. Con el conocimiento se disiparán las dudas y sin ellas, se alejaran los miedos y ansiedades.

 

  1. Tenga buenos hábitos de dormir.

 

  1. Siga siempre un horario; acuéstese y levántese a la misma hora todos los días.
  2. Haga una rutina antes de acostarse, para que su mente y cuerpo lo asocien con la hora de dormir, por ejemplo, leer o darse un baño justo antes de dormir.
  3. Haga de su dormitorio un santuario. Especialmente cuando se está embarazada, la temperatura corporal tiende a elevarse; procure situarse en una habitación fría y que no haya muchos ruidos.
  4. Duerma de su lado izquierdo. Esta posición ayuda a regular el riego sanguíneo, para que llegue con más facilidad al feto y por consiguiente, reciba los nutrientes esenciales, además, ayuda a eliminar fluidos y residuos de su cuerpo.

 

Si aun siguiendo estos consejos no consigue dormir, levántese y vaya a otra habitación, lea, póngase música relajante y cuando se sienta somnolienta, acuéstese. No se preocupe por levantarse en mitad de la noche, es algo perfectamente normal, la interrupción del sueño durante el embarazo es algo natural.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: