Conducción segura durante el embarazo

Muchas veces, durante el embarazo, es normal preguntarse si realmente se puede conducir en tal estado. ¿Es seguro para el bebé? ¿Y si el feto lleva un golpe?

Desgraciadamente, los accidentes no pueden evitarse, pues dependen en ocasiones de factores externos. Para minimizar los daños en caso de que ocurran, le presentamos unas sencillas pautas que le protegerán a usted y a su bebe:

  1. Colocar el cinturón de seguridad correctamente.

Los expertos recomiendan a las mujeres embarazadas colocar la banda superior del cinto sobre el esternón (entre su cuello y el punto más alto de su hombro); el cinto deberá estar alejado del cuello y pasar por entre sus pechos, quedando tenso y firme, pegado al cuerpo. Sitúelo lo más cercano posible a las caderas, nunca ni encima ni debajo de su barriga.

  1. Limite la conducción.

En el transcurso de las semanas, su barriga irá aumentando, acercándose más al volante, haciendo muy difícil la conducción y siendo un riesgo para su bebe. Evite conducir en las últimas semanas de embarazo.

  1. Aléjese del volante.

Empuje el asiento hacia atrás, hasta que se siente cómoda; tiene que alejar su barriga ligeramente del volante, de tal manera que apunte hacia su esternón y no hacia su abdomen.

  1. No se eche hacia delante.

En caso de un frenazo brusco o un golpe, cuanto más atrás se encuentre y más recostada esté, menor será el impacto recibido, además de que dejará que el airbag haga su función correctamente.

  1. Utilice un cinturón para cadera y hombro.

A ser posible siéntese en el asiento central del vehículo, pues es el más seguro además de usar el susodicho cinturón para aumentar su seguridad.

 

En caso de accidente no dude en acudir a un médico para que le examine incluso aunque no haya sido grave, para que revise el estado del feto.

Leave a Comment: