Depilación para hombres

Hoy en día es ya muy común ver a hombres que se depilen sus vellos, bien sea en piernas pecho o pantorrilla. Hoy les hablaremos de los distintos métodos que existen para depilarse, con sus pros y sus contras. Antes de seguir leyendo tener muy claro que, en cualquier caso, el pelo crece, así que de una u otra manera no vale solo con depilarse una vez, requerirá de cierta constancia.

  1. Depilación química.

Se trata de unas cremas especialmente creadas para separar los pelos de la piel mediante un proceso químico. Son relativamente baratos y duraderos.

Eso sí, para pieles sensibles, es mejor no usarlas, ya que pueden provocar quemaduras, además para zonas muy pobladas no es recomendable usarlas, ya que el pelo vuelve a crecer después de una semana.

En resumen: Úsense solo en zonas con pocos pelos y que sean fáciles de alcanzar (ej: pecho, estómago, etc.).

  1. Depilación por pinzas.

Seguramente habrán visto unas pequeñas pinzas en su baño, pues ya saben, a usarlas.

Lo bueno de este método es que, se quitan los pelos con una precisión milimétrica, de raíz, y no vuelven a salir hasta las 2 semanas como mínimo. El problema es, el dolor y el tiempo que lleva. Imagínense quitarse todos los pelos, uno a uno del pecho o de las piernas, pueden estar así un buen rato.

Resumen: Para zonas del tipo entrecejo o pelos que queden sueltos tras la depilación digamos “grande” se puede usar como complemento.

  1. Depilación por cera.

La más conocida. Después de esto querrá más a su novia cada vez que la vea lucir unas piernas pulcras y sin pelo alguno.

Existen muchos productos, y siempre puede optar por profesionales especializados, cuyos resultados consiguen que el pelo no vuelva a salir entre 3 u 8 semanas.

El inconveniente es el dolor e irritación, aunque eso viene ya en el paquete, ya que quitarse pelos de la piel inevitablemente la irrita.

Resumen: Alternativa barata y  de muy buena calidad/precio, ideal para piernas, pecho, espalda, estómago y…..si es usted valiente, también para la zona genital.

  1. Electrolisis.

Aquí se trata de matar a los pelos lentamente mediante impulsos eléctricos; se inserta una pequeña aguja en la piel y de ahí se transmite la electricidad.

Con este método se asegurará una reducción casi total del vello corporal, eso sí, es bastante caro (alrededor de 1000$/900€ cada zona) y requiere de varias visitas para unos resultados óptimos. Además, en algunos casos pueden darse infecciones o cicatrices. Consulte bien a su especialista y solo vaya a esteticistas reconocidos.

  1. Depilación por láser.

Ideal para el pelo del pecho, brazos o piernas. No tan útil en otras zonas.

Es MUY costoso (el doble que la electrolisis para cada zona), requiere de menos sesiones que la electrolisis y los resultados duran más en el tiempo.

Puede causar enrojecimiento o cambios en la pigmentación de la piel. Siempre consulte su caso con un especialista en belleza.

  1. Foto-depilación.

Utiliza un intenso haz de luz para destruir los folículos del pelo y así evitar que vuelvan a crecer.

Requiere de muchas menos sesiones que el láser, costando lo mismo por sesión que un tratamiento con láser, además, se pueden depilar zonas difíciles como los genitales o las axilas.

Los resultados duran mucho más que con el láser, por lo que, de poder permitírselo, esta es la mejor alternativa.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: