Dolor de cabeza frontal

El dolor de cabeza en la frente, a veces dolor intenso, es una dolencia que en principio no supone peligro, salvo contadas excepciones. El dolor de cabeza es una de las causas más comunes por las que la gente acude con frecuencia a su médico. Es muy usual que dicho dolor aparezca en una u otra zona, ayudando a veces a identificar el origen del dolor, aunque no es sencillo ya que se necesita apoyarse de más síntomas para un diagnóstico adecuado, para poder tratarlo y aplicar algún remedio natural contra el dolor de cabeza.

dolor de cabeza frontal

Síntomas del dolor de frente

Destacar que el dolor de cabeza frontal no es una enfermedad como tal, sino la consecuencia de algo más, por lo que lo que aquí vamos a detallar son otros síntomas que suelen acompañar al dolor de cabeza:

  • Congestión nasal.
  • Mucosidad líquida y estornudos.
  • Mareos.
  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Visión borrosa.
  • Ojos irritados, en ocasiones con lagrimeo excesivo.
  • Dolor en varias partes del rostro, incluyéndose la frente.
  • Al encontrarse muy inflamada la nariz, se percibe un acento más “nasal” al hablar.

Causas del dolor de cabeza en la frente

Algunas de los motivos por los cuales el dolor ocurre en la zona frontal del cráneo son los siguientes:

Fatiga visual.

Debido al uso continuado de aparatos electrónicos, en los cuales se obliga al ojo a centrarse en un punto determinado en un largo intervalo de tiempo, estos se cansan, o mejor dicho, los músculos que rodean al ojo pierden fuerza al tener que estar en tensión durante bastante tiempo.

Esto provoca una sensación de dolor por detrás de los ojos e incluso en la frente, parecido a cuando se padece una sinusitis, solo que en este caso las venas se hinchan debido al esfuerzo continuado de la vista, provocando la fatiga.

Un remedio lógico aunque poco utilizado es realizar descansos cada 20 minutos, mirando un punto lejano (en la ventana por ejemplo) durante 30 segundos, así aliviaremos algo de la tensión acumulada en los ojos.

Distensión muscular.

Hablamos antes de los ojos, pues bien, los demás músculos del cuerpo funcionan exactamente igual; si pasan largos periodos en tensión esta se va acumulando provocando que el dolor aparezca.

Una causa típica de distensión muscular es el estrés, una mala postura al sentarse o cansancio general al realizar actividades exigentes físicamente (estar sentado también exige ya que los músculos deben mantenerse en la misma postura todo el rato).

Para evitarlo, nada mejor que unos estiramientos cada media hora, de modo que los músculos se relajen, incluso con levantarse y salir a caminar un rato también ayuda.

Dolor en el seno frontal.

Para situarnos, dichos senos están justo encima de las cejas, cubriendo el espacio que existe entre estas y la nariz.

Se suele asociar a catarros, congestiones nasales, etc. muy reconocibles por la presión que se expande desde el lateral de la nariz hasta la frente.

Aerosoles nasales, antibióticos y demás tratamientos suelen ser los recomendados por cada médico, que estudiará el mejor en su caso.

Migrañas.

Compañeras habituales en todo dolor de cabeza, no podían faltar aquí. Cabe destacar que las migrañas no ocurren solo una vez, sino que se prolongan tanto en duración como en frecuencia, dando lugar a sensaciones de mareos, vómitos y el tan asociado dolor intenso en la cabeza. Por desgracia no están claras sus causas, pero se especula que podrían deberse a una combinación entre la predisposición genética y el incremento hormonal (por eso las mujeres suelen padecerlas más)

Si bien no existe cura, algunos medicamentos y hierbas naturales son de gran ayuda para reducir sus efectos como el romero, la menta y realizar actividades tales como el yoga.

Leave a Comment: