Enfisema paraseptal

Es una lesión en los tejidos que rodean el pulmón y dificultan su funcionamiento

En los enfisemas paraseptales, tanto los sacos alveolares como la tráquea presentan inflamaciones que, si bien pueden no provocar ninguna dificultad al respirar en el enfermo, con el paso del tiempo los síntomas aparecen, extendiéndose la lesión a los pulmones dañando una amplia zona de dichos órganos.

La pleura es la más afectada, ya que al inflamarse los sacos alveolares reducen la cantidad de aire que puede entrar en los pulmones. En los casos más graves, el aire puede escapar de la pleura e introducirse en la cavidad torácica, provocando un colapso en los pulmones.

¿Quiénes son los más afectados por el enfisema paraseptal?

No se conoce aún la causa, pero estadísticamente grupos de jóvenes entre los 18 y los 30 años son más propensos a sufrir esta enfermedad. Se especula con la posibilidad de que sea algo hereditario, que esté contenido en el ADN, o relacionado con algún defecto del sistema inmunitario.

Fumar agrava la situación y en muchos casos es la causa directa de los enfisemas paraseptales ya que los pulmones absorben el humo de forma constante que acaba por deñar los tejidos pulmonares.

Tanto el consumo de drogas por vía intravenosa y la vasculitis provocan que el organismo se debilite, por lo que los pulmones se encuentran más indefensos frente a infecciones, lo que se traduce en altas probabilidades de padecer un enfisema paraseptal.

De estar mencionado en alguno de los grupos de riesgo o sospechar que algo no está bien con su función respiratoria, acuda al médico sin dudarlo.

Síntomas del enfisema paraseptal

Se destacan los siguientes:

  • Tos constante.
  • Falta de aliento.
  • Silbancias o pitidos al respirar.
  • Sus síntomas pueden confundirse con los de un asma.

Remedios enfisema paraseptal

En caso de que el enfisema paraseptal se convierte en un inconveniente y deba ser tratado se recomiendan lo siguiente:

  1. Inhaladores broncodilatadores, de forma que se facilite la respiración al expandirse las vías respiratorias y de paso calmar al enfermo.
  2. En caso de extenderse al pulmón, podría ser necesaria una cirugía para extraer la zona dañada.
  3. Proteínas. Para los que padecen de un enfisema paraseptal causado por una deficiencia de alfa 1 antitripsina podrían necesitar trasfusiones de dicho inhibidor para disminuir los efectos del enfisema.
  4. Esteroides. Ayudan a reducir los síntomas del enfisema paraseptal, sin embargo no están exento de efectos secundarios, pudiendo derivar en diabetes, alta presión arterial o incluso cataratas. Por ello es recomendable la consulta con su médico para que le asesore.

En todo caso, tras un periodo de medicación, deberá realizar ejercicios físicos para recuperar al pulmón, mediante indicaciones que le facilitará su facultativo.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: