La falta de luz provoca miopía en niños

Este hallazgo, resultado de un estudio realizado entre la población china, en donde un 90% de los niños sufre de miopía (siendo este porcentaje de tan solo 10-20% hace 6 años).

Antiguamente se creía que la miopía estaba relacionada con los gene02s y el ADN, sin embargo, existen otros factores que influyen en su desarrollo. Se trata nada más y nada menos que el estilo de vida; se ha encontrado una relación directa entre el esfuerzo al que se ve sometido el ojo y el aumento de miopías.

Un estudio parece apoyar la teoría, ya que los sujetos, oriundo de Israel, y los cuales pasaban horas y horas leyendo libros religiosos, presentaban muchos más casos de miopía que la demás gente de la región que no dedicaba tantas horas a la lectura. Esto tiene una explicación desde el punto de vista biológico, y es que, debido al esfuerzo constante de la vista en visionar imágenes cercanas y centradas, deriva en una alteración en el crecimiento de la retina, de tal forma que se desarrolla para ver mejor de cerca, por lo que la lejanía ofrece una visión borrosa.

Y aquí podría acabarse el problema, quememos todos los libros, PDA´s, consolas, televisiones y demás cosas que dañen la vista. Sin embargo, en este otro estudio realizado por un investigador australiano, encontró, casi de casualidad tras preguntar a los niños por sus actividades físicas, que aquellos que pasaban más tiempo al aire libre, eran menos propensos a padecer miopías, descartando así la relación con actividades como leer o mirar la Tablet fijamente durante horas.

¿Cuál es la explicación? Sencillamente la exposición de la retina a la luz solar; la luz en teoría estimula la producción de dopamina, la cual dice a los neurotransmisores que bloqueen el alargamiento del ojo durante el periodo de crecimiento. Dicha dopamina se genera sobretodo en el periodo diurno (de día), momento en el cual el ojo está preparado para recibir más luz. En caso de estar metidos en el piso horas y horas, según una teoría formulada por unos científicos de la Universidad de Canberra (Australia), se ve interrumpido el ciclo natural de día y noche, produciéndose menos dopamina y la retina sigue creciendo de manera irregular.

Un estudio realizado en 2009 en la región de Guanzhou (China) por Ian Morgan, de la Universidad de Canberra, resalta que los niños que fueron sometidos a clases al aire libre experimentaron un descenso del 10% de presencia de niños miopes tras 3 años de estudio y 40 minutos de actividades al aire libre.

Todavía no se ha descubierto la forma de adaptarlo al horario escolar, pero lo que sí es claro es que los niños necesitan más luz natural para curar la miopía.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

 

Leave a Comment: