La verdad sobre los suplementos vitamínicos

Muchas personas, debido a sus condiciones particulares de alimentación, necesitan un aporte de vitaminas o minerales mayo del que habitualmente consumen en su dieta, para ello, existen diversos productos que ayudan a suplir esa falta mediante suplementos vitamínicos.

Lo cierto es, que como su propia palabra indica, son suplementos, es decir, no son sustitutos de una comida normal. No debe dejar de consumir alimentos y pensar que tomándose los complementos vitamínicos compensa esa ausencia de calcio, vitamina B12 o potasio en la dieta.

Existen casi tantos detractores como defensores de estos suplementos, como ejemplo, este estudio, publicado por la Universidad John Hopkins de Baltimore (EE.UU) en donde señalan que, tras una muestra de medio millón de ciudadanos estadounidenses, dichos suplementos no aportan ningún beneficio a la salud de los pacientes. Sin embargo, existe un estudio realizado por el NIH (Instituto Nacional de Oftalmología) que subraya la importancia del efecto que grandes cantidades de zinc y antioxidantes producen en la prevención de la pérdida de visión.

En muchos casos, las compañías de marketing que ofrecen productos de este tipo, exageran sus propiedades para engañar a sus clientes, pero lo cierto es que lo que ofrecen no va más allá de lo que podría aportar la ingesta de tal o cual vitamina. Una buena alimentación y actividad física son sus mejores aliados; si solo se alimenta de hamburguesas, doritos y pizzas, no espere perder peso con cualquiera de esos suplementos.

Dicho lo anterior, colectivos concretos como mujeres embarazadas, veganos, alguien que lleve una dieta baja en calorías, gente alérgica a cierto tipo de comidas, quienes estén tomando una determinada medicación o cualquiera que lleve una dieta pobre en nutrientes pueden beneficiarse de un plus de vitaminas y minerales, siempre consultando con un dietista acreditado o con su médico.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

Leave a Comment: