Peeling casero para eliminar arrugas

A lo largo del tiempo, la piel va sufriendo cambios, entre ellos se destaca la aparición de arrugas, manchas y demás signos de envejecimiento.

Muchas de estas imperfecciones se podrían curar gracias a una técnica llamada peeling, que no es otra cosa que la eliminación de aquellas capas de la piel que están muertas, consiguiendo así una piel mucho más fina, tersa y, si bien no borra al completo las marcas de la edad, las esconde de tal manera que son casi imperceptibles.

Existen muchos tipos de peeling, pero hoy les vamos a mostrar uno especialmente indicado para mantener una piel suave, para ello necesitaremos:

  • 1 gel de ducha (cualquier marca sirve).
  • Azúcar (moreno a ser posible).
  • Aceite de oliva (si es virgen extra, mejor).

No hemos puesto cantidad ya que dependerá mucho del uso que se le vaya a dar al peeling, así que, a gusto del consumidor.

Para prepararlo nada más sencillo; mezclar los 3 ingredientes hasta que salga una pasta homogénea y aplicar en la piel dando masajes circulares.

Con los gránulos del azúcar se facilita la penetración de los nutrientes del aceite de oliva, que estimulan la fabricación de colágeno gracias que es una gran fuente de vitamina C, además, con su aporte de vitamina A, lo que se consigue es que la piel se regenera más rápidamente, dando un aspecto más joven y brillante.

Se recomienda hacerlo 2-3 veces por semana en caso de pieles mixtas (ni muy secas ni muy grasas), incluso con una sesión de 5 minutos notará los resultados. No es un tratamiento muy recomendable si se tiene una piel muy sensible, ya que al enrojecerse por la fricción podría dañarse.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]

 

Leave a Comment: