Remedios naturales para la acidez

La acidez estomacal es una sensación que todos en nuestra vida experimentamos en alguna ocasión.

Ocurre cuando el ácido presente en el estómago sube por el esófago y puede llegar incluso hasta la laringe en determinados casos, provocando una sensación de ardor en el pecho e incluso el cuello.

El problema de muchos remedios es que solamente se centran en rebajar los niveles de acidez en el cuerpo, lo que efectivamente ayuda a aliviar los síntomas, sin embargo, a largo plazo puede ser un grave problema para la salud.

Para entender lo anterior, debéis saber que la acidez se produce debido a una bacteria llamada H.Pylori, que neutraliza a los ácidos que se encuentran en el estómago soltando urea para reducir los ácidos y poder reproducirse. Al llenarse del líquido amniótico que sueltan (urea) parte de los ácidos suben hasta el esófago y provocan la sensación anteriormente descrita.

Ya hemos visto porqué se produce, ahora os presentamos unas soluciones totalmente naturales para combatir la acidez:

  1. Cambiar la dieta.

Este es el paso más sencillo pero también es más eficaz. Un consumo rico en vegetales y alimentos no procesados ayuda a reducir esa sensación de acidez y que el estómago vuelva a funcionar con normalidad.

  1. Almáciga (o mástique)

Estudios han comprobado que la almáciga, incluso en pequeñas cantidades puede ser beneficiosa para curar la acidez estomacal.

Lo que ocurre es que al mascar dicha resina se libera un agente que ataca a dicha bacteria reduciéndola en número e incluso llegando a eliminarla por completo. La cantidad mínima recomendada es de 1000 miligramos diarios, pasando a 2000 y 3000 en la segunda y tercera semana respectivamente.

Se debe tomar con el estómago vacío en la primera semana y las restantes es recomendable dividirlas en 2 y 3 tomas al día, para ingerir de cada vez como mucho 1000mg.

A la tercera semana se verá una mejora en la sensación de acidez.

  1. Miel de manuka

Son bien conocidas las propiedades antibacterianas de la miel, y en este caso, la miel de manuka no es una excepción, sino que además, posee beneficios probados científicamente que ayudan a reducir la acidez provocada por la bacteria H.Pilori.

El “truco” está en ingerir miel que tenga dicho principio activo y que contenga al menos 100mg de metilglioxal, una substancia natural que protege a las células y combate a la bacteria.

Sobre las posibles contraindicaciones en algunas personas, no son significativas estadísticamente, siendo casos muy improbables, de todas formas, siempre consulte con su médico sobre todo si sufre de diabetes o hipertensión antes de tomar cualquier producto.

[yasr_overall_rating size=”medium”]

Leave a Comment: