Ronquidos; causas y tratamientos

Los ronquidos son muy comunes entre la mayoría de las personas, tal es así, que un 40% de la población mundial ronca.

Además de poder interrumpir el sueño de su pareja (o el suyo propio), roncar puede ser síntoma de algo más grave, como una apnea del sueño, que corta la respiración durante varios segundos o hasta un par de minutos. Esta falta de oxígeno tendrá su consecuencia en forma de fatiga, migrañas o dolores de cabeza, ya que los niveles de oxígeno en sangre se verán reducidos.

Causas de los ronquidos

Los ronquidos son el resultado de la vibración del paladar debido al esfuerzo de los pulmones, al intentar inhalar oxígeno a través de las vías respiratorias obstruidas. Normalmente esto es debido a que los músculos que mantienen las vías respiratorias abiertas se relajan, o existe una acumulación de grasa alrededor de esa zona. Hay muchas causas que propician lo anterior, como por ejemplo:

  • Beber alcohol.
  • Consumir medicamentos para el resfriado, pastillas para dormir o antihistamínicos.
  • Dormir sobre una almohada demasiado blanda, o dormir boca abajo.
  • Padecer de sobrepeso.

Además de estas causas, también puede ser una consecuencia de padecer una enfermedad que suponga una modificación en la estructura física del paladar, garganta o fosas nasales. En estos casos, además de la condición genética, las causas mencionadas pueden agravar todavía más los ronquidos, por lo que deberían especialmente evitarse.

Tratamientos

Existen muchos productos que supuestamente “curan” los ronquidos, sin embargo, tan solo cambiando un poco sus hábitos de vida, se pueden conseguir mejores resultados:

  • No beber alcohol 3 horas antes de acostarse.
  • Evitar medicamentos antihistamínicos o analgésicos cuando sea hora de dormir.
  • SI padece de sobrepeso, haga ejercicio regularmente y reduzca el número de calorías que come.
  • Si padece alguna alergia, trate de mantener su habitación limpia de alérgenos. Consulte nuestra sección de alergias para informarse en este aspecto.
  • Use un humidificador, si el aire de su casa es seco, necesita humedad para poder respirar mejor.
  • Trate de dormir de lado.
[yasr_visitor_votes size=”medium”]9

 

Leave a Comment: