Vivir más: El secreto está en los genes

La vida sana  y el ejercicio son dos formas bien conocidas de llegar hasta edades avanzadas y vivir de una forma saludable, sin embargo, según un reciente estudio, para llegar a formar parte del club de los 90 años o incluso de los 100, requerirá la ayuda de la madre naturaleza: el ADN. EN dicho estudio, llevado a cabo desde la Universidad de Boston, tras estudiar una muestra de miles de familias de Nueva Inglaterra, en las cuales al menos uno de sus miembros llegó a la edad de 90, se dedujo que gracias a ciertos marcadores genéticos, sus descendientes tenían más posibilidades de llegar a esa cifra.

En concreto, la probabilidad de que la descendencia llegase a ser más longeva iba de la mano de la edad máxima alcanzada por el familiar ascendente, así, gente que vivió hasta los 90 años tenía un 70% más de probabilidad de que sus hijos llegasen a esa edad en comparación con el resto de población.

Para los que llegan a su 95º cumpleaños, su descendencia se ve bendecida con 3.5 veces más de la media de hijos que lleguen a esa misma edad.

Si se van a edades record, como 105 años, la probabilidad es 35 veces más, es decir, si su padre llegó hasta tal edad, lo más probable es que usted tenga muchas posibilidades de heredar el mismo componente genético que le permitió durar tanto.

Antes de la publicación de este estudio, se creía, gracias a los estudios hechos en gemelos hasta la década de los 80-90 que la genética influía tan sólo entre un 20 o 30% en los casos de familias con miembros de edad avanzada; es por tanto, todavía un misterio lo que esconde el genoma humano, y hasta donde se programa la vid de un individuo nada mas nacer.

 [yasr_visitor_votes size=”medium”]

 

Leave a Comment: